sábado, 24 de diciembre de 2016

LA FERIA DEL MUNDO.
Reforma de los dichos (IV): Trabajar como un negro                       

“Ser un estajanovista” o “trabajar como un negro” son expresiones que no parece que vayan en desdoro de aquel Stajanov que multiplicaba día a día el rendimiento de su cuadrilla de mineros, por lo que fue convertido en modelo del sistema de producción socialista, ni supongan un menosprecio a la memoria de aquellos de raza negra que un día fueron esclavos.
   Pero en torno a este trabajar como un negro, o ser negro de alguien, se acumulan prejuicios de siglos, con el intento de abominar del término negro, como si muerto tal nombre se acabaran las desgracias de los así llamados, de manera que ya el padrastro de Lazarillo de Tormes, de un color negro que asustaba a su propio hijo, era conocido como moreno, calificativo que Quevedo tachó de hipócrita.
   Se iniciaba así un largo camino de ocultación de la caracterización por el color, mediante la sustitución del término prohibido por sucedáneos referidos al origen geográfico, como afroamericano o subsahariano. Tomando como referencia la campaña de los “afrodescendientes” uruguayos para eliminar del DRAE la expresión “trabajar como un  negro”, cabría preguntarse, si ellos ya no se reconocen como negros, a qué viene la indignación ante tal comparación expresiva. O tal vez quieran que se manipule el dicho afirmando que alguien trabaja como un afroamericano, subsahariano o afrodescendiente como ellos.
   Tampoco parece buena idea sustituir al negro por miembros de otra raza, porque trabajar como un amarillo soliviantaría a buena parte del continente asiático, hacerlo como un indio pondría en pie a las reservas de los tales y laborar como un blanco sería absurdo por redundante.
   También podríamos ir más allá diciendo que alguien trabaja como un Adán, basándonos en la maldición bíblica que condenó al primer hombre a ganarse el pan con el sudor de su frente; pero igual nos ganaríamos la enemiga de todo el género humano, descendiente de aquel desgraciado.